Pasar al contenido principal

Tercera Parte

Bienvenidxs a la tercera parte. 

En esta primera parte se desarrollarán los conceptos de: heteronormatividad-cis-normatividad, diversidad sexual, identidad de género, orientación sexual, expresión de genero, sexualidades y nuevas masculinidades  (Págs. 14 a 20 del MANUAL).

>> Diversidad sexual

Hoy comprendemos LA SEXUALIDAD como espacio de relaciones sociales en las que se encuentran los cuerpos desde el disfrute y el cuidado del cuerpo. Pero en la educación que hemos recibido desde una visión del mundo binaria y biologista, la sexualidad admitía solamente dos características anatómicas que a su vez definirían dos géneros posibles excluyentes entre sí, o eras varón o eras mujer.

La diversidad sexual remite a prácticas, expresiones, identidades, discursos y políticas en los que se pone en juego la sexualidad, concebida como una experiencia amplia. El movimiento de diversidad sexual tiene una larga historia de organización en el país y lucha como otras minorías oprimidas, por conseguir los derechos que le son negados por el sistema. Argentina no sólo reconoce, sino que garantiza el libre ejercicio de las orientaciones sexuales ya sean heterosexuales o LGBTTTIQ+ (lésbica, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual, queer, pansexual).

La vida es mucho más rica y diversa de lo que pensábamos y hoy tenemos la posibilidad de comprender, aceptar e incluir todas las expresiones de esta diversidad.  Recordemos que en épocas pasadas la sociedad ocultaba, censuraba y reprimía a la diversidad sexual causando gran sufrimiento a toda persona cuya expresión de identidad de género no encajaba en ese esquema binario, donde regía una visión “cis-hetero-normativa”.

 

>> Heteronormatividad y Cis-normatividad

La heteronormatividad hace referencia a que lo heteresexual es lo "normal". La cis-normatividad hace referencia a que lo cis es lo "normal". Siendo el prefijo “cis” el antónimo (lo opuesto) del prefijo “trans”, ha sido usado para describir a  aquellas personas a las que se les asignó el sexo masculino al nacer y se identifican como hombres y aquellas personas a las que se les asignó el sexo femenino al nacer, se identifican como mujeres. Estas normas son establecidas de manera arbitraria por el sistema patriarcal, sexista y machista en el que vivimos y promueven la discriminación de género y la diversidad sexual.

Podríamos decir entonces que desde los modelos de crianza y educación tradicionales en los que la mayoría fuimos formados solo había lugar para la cis-heteronormatividad.

 

>> Identidad de género

Las identidades de género remiten a cómo nos percibimos e identificamos: masculinidades y feminidades ya sean cis, trans, travestis, transgénero y transexuales o personas no binarixs (esto es que no se identifican con femenino y/o masculino). La identidad puede no coincidir con el sexo asignado en el nacimiento. Cualquier persona puede realizar una transición hacia el género de su elección. 

Las identidades de género son independientes a la orientación sexual e incluyen la posibilidad de modificar la apariencia o la función corporal a través de roles sociales de género, técnicas médicas o quirúrgicas entre otras.

La Ley de Identidad de Género establece la obligatoriedad de “reconocer la identidad de género y el libre desarrollo de la persona en virtud de la misma”. Asimismo, establece el derecho a que todas las personas sean tratadas “de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificadas de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada” (Artículo 2, Ley 26.743).

 

Este video no se puede reproducir directamente en esta página. Se recomienda verlo en el canal original al que accedés haciendo click sobre el título ↓

>> Orientación sexual

Entendemos por orientación sexual, la atracción emocional, afectiva y/o física hacia personas del mismo o de diferente género o de más de un género. Éstas pueden cambiar o mantenerse igual a lo largo del tiempo.

>> Expresiones de género

Las expresiones de género se refieren a la vestimenta, el modo de hablar, el lenguaje, la apariencia, gestos, actitudes o construcciones de género socialmente asociadas a masculinidades o a feminidades culturalmente establecidas. No necesariamente las personas se sienten cómodas con las formas y expresiones preestablecidas para el género con el que se identifican.

>> Identidad de expresiones de género

Cada persona, en su experiencia y vivencia personal puede elegir de qué manera puede expresar su género. Esto quiere decir que una persona (sea trans o cis) puede elegir tener el pelo largo o corto, vestirse de tal o cual manera o realizarse cirugías sin que esto ponga en cuestión su identidad de género. Separar estas dos ideas que durante muchas décadas estuvieron asociadas nos ayuda a estar y ser más atentos y amigables con las experiencias y vivencias de las otras personas, sin juzgarlas por cómo viven sus cuerpos.

>> Nuevas masculinidades

Se trata de una construcción socio histórica y cultural que cuestiona y denuncia los mandatos de la masculinidad hegemónica de que el varón debe ser proveedor, valiente, independiente, potente, procreador y detentar una superioridad respecto de las mujeres, aceptando los privilegios de su colectivo “varones” para ser respetado y aceptado entre sus pares 

Los varones que trabajan por construir una nueva masculinidad teniendo en cuenta las desventajas históricas a las que se ha sometido a las mujeres culturalmente, “trabajan por la reivindicación de los derechos de las mujeres, demandan igualdad, interpelan la exclusión o desigualdad, piden por un cambio radical y se obligan en una ética coherente equitativa (Construcción colectiva Mesa de Genero 2019) 

 

AA

< SEGUNDA PARTE
> EVALUACIÓN